Tecnologías integradas para la gestión eficiente de ríos y canales

Tecnologías integradas para la gestión eficiente de ríos y canales

La integración de telemetría, automatización y plataformas web son clave para la adaptación al cambio climático y la sustentabilidad del agro.

En las últimas décadas se ha avanzado en la eficiencia del riego intrapredial, primero con riego tecnificado y recientemente con tecnologías de riego inteligente. Sin embargo, aún hay mucho que avanzar en mejorar la eficiencia de la distribución del agua superficial desde la fuente hasta el usuario final, la cual en general alcanza en promedio sólo un 50% a 60%.

Si bien con el apoyo de la CNR se ha invertido fuertemente en el revestimiento de canales para reducir las pérdidas por infiltraciones, que superan el 50% del total, este enfoque tiene dos problemas principales.

Primero, dado que la gran mayoría de los canales no tienen información objetiva y continua de sus caudales, no conocen la ubicación ni la magnitud de estas pérdidas en el tiempo, por lo que difícilmente pueden calcular el retorno de dichas inversiones ni priorizar aquellos tramos dónde sería más rentable revestir. Segundo, el avance en revestimientos está limitado a cuando el canal está seco y tiene un alto costo por kilómetro, lo cual explica que en más de 30 años se han revestido tan solo cerca de 1.000 de los aproximadamente 40.000 kilómetros de canales en Chile.

Por otro lado, los revestimientos de canales no resuelven el resto de las pérdidas en la distribución, como errores en la repartición del caudal disponible en el río y la entrega a canales derivados, robos de agua y derrames, entre otros.

Estas pérdidas son generadas en gran medida por las limitaciones de la gestión de personas en terreno en la verificación visual de caudales y la operación manual de compuertas, que es común en la mayoría de los ríos y canales del país.

TECNOLOGIAS INTEGRADAS
Como respuesta al problema detectado, Gastón Dussaillant, gerente comercial y de finanzas de Capta Hydro, cuenta que la empresa “nace con el objetivo de desarrollar y ofrecer una solución integral para la gestión de recursos hídricos superficiales, consistente en equipos de telemetría de canales y automatización de compuertas más un completo software de gestión de recursos hídricos, y así mejorar la eficiencia en cada una de las etapas de distribución: río o estero, red de canales y entregas finales”.

Tanto los equipos de Telemetría de Canales Capta CFT como de automatización de Compuertas Capta CFC se diferencian por tener características anti-vandalismo, resistentes a ser vulneradas por herramientas eléctricas y de corte; y por ser adaptables a la infraestructura existente, pudiendo instalarse directamente sobre la obra de aforo o de la compuerta respectivamente, ahorrando tiempo y costos de obras civiles adicionales.

Además, el diseño del equipo de telemetría Capta CFT ofrece como ventajas:

  • mayor precisión de medición, al usar sensores ultrasónicos de precisión +- 1 mm que miden altura de agua directamente sobre el espejo de agua, y evitar el uso de pozos de calma o compuertas con sensores sumergidos, que son propensas a errores por acumulación de sedimentos y requieren mantención constante.
  • mayor versatilidad para adaptarse a uso de batería solar o red eléctrica, medición con uno o dos sensores, o sensor tipo radar para aforo de caudal en tiempo real.

En la misma línea, el equipo de automatización de compuertas Capta CFC es más que una simple motorización, ya que tiene un innovador sistema electromecánico que brinda mayor seguridad ante trabas y mayor precisión para un cierre más hermético.

Por último, el software Capta AMARU integra estas soluciones en un sólo lugar a través de su fácil uso, moderna visualización, análisis de datos y la capacidad de integración de datos pre-existentes.

¿Cuáles son los beneficios para el agricultor?

Con esta tecnología que reduce pérdidas y entrega agua por volumen según demanda, el agricultor contará con mayor seguridad de riego y más agua para regar, lo cual influirá positivamente en su producción y en el valor de su propiedad. 

“La magnitud del beneficio dependerá de la escala de implementación de la solución en cada una de las etapas de distribución, pero en general, se puede esperar los beneficios por hectárea más altos a nivel de río, luego en el canal y por último en la entrega final”, indica Gastón Dussaillant.

¿Cuál es el costo y retorno de la inversión para un agricultor?

El costo de inversión, implementando tanto la telemetría de canales Capta CFT, como automatización de compuertas Capta CFC en una red completa de distribución, tiende a variar según la cantidad de hectáreas y características de la infraestructura existente.

“Generalmente, el costo total del proyecto se distribuye en planes de inversión por etapas de 5 a 10 años, dando por resultado un costo anual dentro del rango de 30 a 100 USD/há para una red completa de distribución, considerando que los costos totales van en el orden de 50-200 USD/há para todas las bocatomas de un río, 100-400 USD/há para todas las estructuras de distribución interna en una red de canales y 200-600 USD/há para todas las entregas finales a predios”, asegura Dussaillant.

En cuanto al retorno esperado para un agricultor, estima que “puede ser de 10 a 50 veces lo invertido por hectárea, debido al ahorro de costos por menor uso de aguas subterráneas y por los mejores cultivos y producción en años secos, gracias a la mejor seguridad y disponibilidad de agua. En casos de extrema sequía, puede obtener aún mejor retorno si el agua adicional permite la supervivencia de árboles frutales, por ejemplo.”

Si bien el retorno final dependerá de varios factores, tales como la disponibilidad de agua superficial cada año, el acceso a agua subterránea, la existencia de infraestructura de acumulación y la productividad de los cultivos, invertir en tecnologías de gestión de aguas superficiales Capta Hydro es una de las mejores decisiones para aquellos agricultores que riegan con agua superficial y que deberán enfrentar el desafío de adaptarse para poder mantener o aumentar su producción en un contexto de adaptación a la escasez hídrica y cambio climático en los próximos años.

Deja una respuesta