La experiencia de California para enfrentar la sequía en Chile

La experiencia de California para enfrentar la sequía en Chile

Allan Fulton y Daniele Zaccaria, extensionistas de la Universidad de California sostienen que la implementación de tecnología de riego y manejo de la variabilidad de suelo son aspectos fundamentales para el manejo de la sequía.

Entre las distintas características que hacen similares a California y Chile se encuentra la escasez hídrica. Actualmente, nuestro país enfrenta un escenario de sequía muy severo, en paralelo, California recientemente llegó al final de un periodo similar, sin embargo, ambas deberán enfrentar este tipo de problemas a largo plazo.

Estas dos regiones tienen climas mediterráneos, lo que las hace dependientes del agua que fluye entre las cadenas montañosas y los embalses para el suministro a hogares, industria y agricultura. Además, el cambio climático está causando un aumento en la temperatura, reducción en las capas de nieve y una escorrentía más rápida, lo cual aumenta las posibilidades de inundaciones y sequías en cada una de ellas.

“El Valle Central de California generalmente se ha visto enfrentado a más escasez de agua que Chile. Como resultado, se ha invertido en numerosos proyectos de infraestructura a gran escala para hacer frente a esta problemática. De este modo, el agua se captura en el norte, donde las precipitaciones son más fuertes y luego se transporta hasta el sur, donde prevalecen la agricultura y las ciudades”, declaró Lowell “Tu”Jarvis, Director Ejecutivo de UC Davis Chile.

Para California la sequía no es algo superado y que no tendrán que volver a vivir, por el contrario, están seguros de que es necesario trabajar ahora y prepararse. “Es fundamental trabajar de manera preventiva y no reactiva” señala el  Dr. Daniele Zaccaria, especialista en riego y manejo hídrico del Sistema de Extensión Cooperativa de UC Davis, quien añade, “hicimos mucho trabajo en dos años y luego, durante el 2016, que fue un periodo húmedo, todos se olvidaron. Sin embargo, es justamente aquí cuando tenemos que ponernos a trabajar, para estar listos y poder actuar de la mejor forma cuando nos enfrentemos nuevamente a la escasez de agua”.

Escasez hídrica y riego

En el manejo de la sequía, en paralelo a la investigación, un elemento fundamental es la eficiencia del riego y lo que se necesita para efectivamente lograrla.

“Contar con un sistema de riego que entregue agua de manera uniforme es fundamental para el uso eficiente del recurso hídrico. Se trata de sistemas que deben ser bien diseñados y mantenidos, para después pensar en otro tipo de herramientas que te ayuden a decidir y a responder preguntas como, cuándo y cada cuánto regar o cuánta agua aplicar y cuándo parar”, declara Allan Fulton, Asesor de Riego y Recursos Hídricos de la Red de Extensión Cooperativa de la Universidad de California. Hoy, tanto en Chile como en California, los agricultores están obligados a seguir creciendo con sus cultivos, pero con menos agua. “Puede que un productor esté acostumbrado a regar ciertos días o de determinada manera, sin embargo, estas tecnologías significarán un cambio de paradigma, donde deberán tomarse nuevas decisiones basadas en cómo cambia el clima”, finaliza.

Respecto a cómo California ha trabajado esta eficiencia bajo el escenario de sequía que se vive, Fulton señala que por décadas se han utilizado sistemas de aspersión y micro aspersión. Agrega que ahora el desafío pasa por manejar la variabilidad del suelo, por lo que se encuentran diseñando sistemas que en estos términos se adapten mejor.

Junto con el acceso a tecnologías de riego, otro elemento vital para mejorar la eficiencia tiene que ver con el acceso a la información, área donde también hay trabajo por hacer. Durante su carrera, Daniele Zaccaria ha trabajado con agricultores de distintas partes del mundo, en base a esas experiencias una de las conclusiones que saca es que, “el mejor escenario es que como investigadores mejoremos la información y la pongamos a disposición de los agricultores para que ellos la procesen, no necesitamos decirles qué hacer, no todo es tecnología, por sí sola no es suficiente, debemos hacer un esfuerzo en educación y en cómo utilizar la información y la tecnología para ver sus beneficios”. Así, el desafío actual se encuentra en mejorar la información y la manera en que ésta se entrega con la finalidad de que los receptores con sus propios conocimientos, alcanzados gracias a la experiencia, sean capaces de procesarla de la mejor manera para tomar sus propias decisiones adaptadas a sus distintas realidades y necesidades.

Para profundizar sobre este tema en el próximo Webinar Summit Hidrotecnologias para la Fruticultura, nos acompañará el Dr. Samuel Sandoval, docente del Depto. Recursos Hídricos de la UC Davis, EE.UU.

Regístrese aquí para este seminario web que se realizará el jueves 10 de septiembre, a las 15 horas.

Deja una respuesta